Presa Ibérica de Bellota

Para muchos la presa es la parte más deliciosa del cerdo ibérico. Se trata de una pieza de forma ovalada que se sitúa en la cara interna de la paleta, uniendo el lomo con la paleta (pata delantera). Cada animal tiene únicamente dos piezas, y el peso de cada una de ellas está entorno a los 500gr.

Es una de las piezas más codiciadas del cerdo, tanto es así que antiguamente, cuando las familias hacían la matanza del cerdo en sus casas, se le regalaba la parte de la presa al párroco del pueblo, por ser una de las partes más selectas, lo que le dio el sobrenombre en muchos sitios de “la presa del cura”.

La presa ibérica es conocida, incluso más allá de nuestras fronteras, en la versión de carne fresca. Se puede decir que es un corte de carne que está de moda, por lo que lo encontraremos en numerosas cartas de restaurantes dentro y fuera de España.

Sin embargo, poca gente conoce la segunda versión de este manjar: la presa ibérica embutida curada, también conocida a menudo como “lomito”. Nosotros preferimos denominarla con su nombre correcto “presa” para distinguirla bien de su hermano el lomo ibérico, del que no es una versión reducida, si no una pieza completamente distinta, de tamaño, color y sabor.

Mostrando todos los resultados 2

La mejor Presa de Bellota Ibérica

La presa ibérica curada es el embutido más desconocido del cerdo ibérico, y también el más selecto, dado que cada cerdo sólo nos dará dos piezas de un tamaño en fresco de entre 600g y 500g, que una vez curadas se reducirá hasta los 400 o 300gr.

La mejor presa es por supuesto la de ibérico: Para denominarse Presa Ibérica el animal debe proceder de padres al menos 50% ibéricos, y será de mejor calidad en función del aumento de la pureza racial del cerdo.

Si añadimos a la raza del cerdo, el término “de bellota” estaremos dando un paso más: para tener esta denominación el cerdo ha de haber pasado al menos los dos meses anteriores a su sacrificio en la dehesa, alimentándose a base de bellota.

La presa Ibérica de Bellota de Juan Pedro Domecq

La presa ibérica curada es un producto que requiere muy poca manipulación, simplemente se sazona y se embucha la pieza de carne entera. Por ello lo esencial para alcanzar la máxima calidad es la materia prima: la carne de bellota 100% ibérica.

En Juan Pedro Domecq sólo elaboramos nuestros productos con carne exclusivamente de cerdo de bellota 100% ibérico, nunca cruzado, y estos cerdos son criados por nosotros mismos, ganaderos de tradición.

Nuestros cerdos no pasan solo en libertad en la dehesa los dos últimos meses de su vida, si no que se crían libres desde que son lechones, lo que da a nuestras carnes un sabor único y una intensidad especial.

Así, nuestra presa de bellota 100% ibérica se diferencia de los demás, sobre todo, por su materia prima única: el cerdo 100% ibérico mamellado lampiño.

Esta raza de ibérico, casi en extinción, fue seleccionada por Juan Pedro Domecq como la mejor para fabricación de productos ibéricos, por su gran capacidad de infiltración de grasa.

A esto debemos añadir su curación natural durante casi 4 meses, dando a cada pieza el tiempo que necesita para llegar a su punto perfecto, y con el seguimiento individualizado y constante de cada pieza y de cada producto característico en Juan Pedro Domecq.

Nuestra presa de bellota

Nuestra presa de bellota 100% ibérica, es un producto único que conquista a todo el que la prueba. Nuestros cerdos ibérico mamellados lampiños se caracterizan entre otras cosas por su tamaño pequeño, por ella nuestras presas curadas tiene un peso mucho menor a otros productos, alrededor de los 300gr. frente a los 1100gr del lomo ibérico.

Además de por su menor peso, nuestra presa se distingue por su color: al corte la presa presenta un color burdeos o magenta oscuro, frente al color más anaranjado del lomo.

Y por último la diferencia está en su sabor: quien busque un embutido potente, habrá encontrado en nuestra presa de bellota ibérica un verdadero tesoro. Es una carne con apenas grasa, pero con una infiltración muscular importante, lo que hace sea jugosa y sabrosa a la vez.

Aconsejamos comerlo en lonchas muy finas, cortadas a cuchillo y a temperatura ambiente.

Compra presa Ibérica de bellota

Si quieres sorprender con un producto ibérico de calidad y distinto, no lleves lo de siempre: compra presa curada de bellota 100% ibérica!

Esta alimentación, única a la raza será la que de a la presa de bellota ibérica su sabor incomparable.

La presa es la pieza que fija la paleta al tronco, por ello es un músculo muy ejercitado en un animal como el cerdo ibérico de bellota que pasa gran parte de su vita en libertad. Esto aporta a la presa ibérica de bellota una coloración intensa y un marcado veteado, clave para la intensidad de su sabor.

No hay mejor aperitivo que un buen pan, con un chorrito de aceite de oliva virgen y unas lonchas muy finas de presa de bellota ibérica, cortadas a mano de manera ligeramente oblicua. La presa de bellota ibérica en su máximo esplendor¡

Arriesgar con nuestra presa de bellota 100% ibérica resultará un acierto seguro, no te dejará indiferente. ¡Repetirás!

2