Salchichón Ibérico de Bellota

El salchichón Ibérico es uno de los embutidos que reúne más adeptos dentro del mundo ibérico.

Se define al salchichón ibérico como el embutido elaborado con carnes y grasa, generalmente de cerdo, aunque también pueden ser elaborados con carnes y grasa de otros animales, con un grado de picado, grueso o fino, sometidos a un proceso de salazón. Se le añade pimienta como ingrediente caracterizante, aunque se les puede añadir otras especias, condimentos, ingredientes y aditivos. Son amasados y embutidos en tripas naturales o envolturas artificiales y sometidos a un proceso de curado-madurado, acompañado o no de fermentación, y opcionalmente ahumados, lo que les proporciona un aroma y sabor típicos.

Los embutidos ibéricos solamente podemos encontrarlos, como su nombre indica, en la península ibérica.

Es imprescindible para considerarse ‘embutido ibérico´ que el cerdo sea al menos de raza ibérica al 50%, y será de mejor calidad en función del aumento de la pureza racial del cerdo. La diferencia en cuanto a calidad entre el embutido y el embutido ibérico es indiscutible.

Además, la calidad de los ibéricos reside en la crianza y trato a los cerdos durante su vida, siempre desde un enfoque tradicional y natural, respetando las condiciones óptimas de desarrollo del animal.

Mostrando todos los resultados 2

La distinción del Salchichón de Bellota

Habiendo clasificado la raza ibérica del cerdo y a su vez del producto, es importante valorar la la calidad de vida del animal. El “apellido” de bellota no sólo responde al tipo de alimentación en que se basa la dieta del cerdo, la bellota, sino también su estilo de vida. La crianza en libertad y alimentación natural, favorece el ejercicio y libertad de movimiento de los cerdos, lo que se traduce a posteriori en un producto único y de máxima calidad.

El Salchichón Ibérico de Bellota de Juan Pedro Domecq

A diferencia de la mayor parte de las industrias del sector, nosotros criamos los cerdos con los que elaboraremos nuestros jamones y embutidos, controlando todo el proceso de producción. Es decir, no compramos carne a terceros para fabricar nuestro embutido, si no que utilizamos la de nuestros cerdos, criados por Juan Pedro Domecq desde su nacimiento, garantía de la máxima calidad. Una tradición y un saber de muchos años que han dado lugar a una ganadería ibérica propia, diferente: 100% ibérico mamellado, lampiño. Criamos cerdos únicos, mucho más allá de lo exigido por las normas de calidad para el tope de gama, el “de bellota 100% ibérico”.

Nuestros cerdos no son sólo “de bellota”: Frente a los 2 meses de crianza en libertad y alimentación con bellota, que la normativa exige para poder denominarse de esta calidad, en Juan Pedro Domecq vamos más allá: los cerdos se crían en libertad en la dehesa casi 18 meses (desde que son lechones), y 4 de ellos los pasan en montaneras, elegidas por su calidad.

¿Qué diferencia a nuestro salchichón de Bellota?

La excelencia del salchichón de bellota, 100% ibérico, se basa fundamentalmente en dos parámetros: la materia prima y la elaboración.

En Juan Pedro Domecq abogamos por la tradición y proceso artesanal, lo que se traduce en productos de máxima calidad.

Los embutidos de Juan Pedro Domecq se fabrican con una carne única: procedente de un cerdo muy especial, de raza mamellada-lampiña, 100% Ibérico, criado por nosotros como ganaderos, lo que da la máxima garantía de calidad en la materia prima.

La carne del cerdo 100% ibérico de bellota es una carne de una calidad excepcional, y al ser un animal con unos costes de producción muy elevados, la mayoría de los industriales del sector no fabrican embutidos con este tipo de carne, recurriendo a otras de menor calidad, en cuanto a raza (50% ibérico) y en cuanto a la alimentación, siendo lo más habitual el utilizar la carne de cebo.

En segundo lugar, está la fórmula de elaboración: como comentábamos en la introducción, el salchichón ibérico se elabora con carne ibérica, a la que se añade normalmente grasa, sea de cerdo, o de otros animales.

Sin embargo nuestro salchichón se fabrica únicamente con las partes magras de nuestro cerdo de bellota 100% ibérico, sin añadidos de grasa. Es decir, nuestro salchichón sólo contiene la grasa infiltrada en el propio magro, una grasa como la del jamón de bellota 100% ibérico, compuesta fundamentalmente de ácido oleico proveniente de la alimentación basada en la bellota, una grasa no sólo con un sabor incomparable, si no además una grasa saludable.

Nuestros salchichones se curan una media de 4 meses, muy por encima del tiempo habitual de 2 meses de curación de otros productos que encontraremos en el mercado.

Compra tu salchichón Ibérico de Bellota

¡No lo dudes! Entra en nuestra web www.jamonesjuanpedrodomecq.com y déjate enamorar por nuestra gran selección de ibéricos.

Puedes encontrar el salchichón en distintos formatos: En pieza, si quieres disfrutarlo día a día, o loncheado, disponible en packs de 80 gr. envasados al vacío, fáciles de almacenar y servir si vas con prisas. ¡Elige el que más se adapte a tu gusto!

2