Jamón Ibérico Loncheado

El jamón ibérico forma ya parte a nivel internacional de los productos de lujo más reconocidos, carta de presentación de la gastronomía española en todo el mundo. Cada vez el público extranjero, tanto como el español, conoce más este producto y exige más al respecto, confiando en la nueva normativa del ibérico para diferenciar las distintas calidades.

Para poder etiquetar un jamón como de bellota y como ibérico, las piezas han de cumplir los correspondientes requisitos de raza, especificando en todo caso el porcentaje de raza ibérica del cerdo (50, 75 o 100), alimentación (solo puede denominarse “de bellota” si cumple los plazos de alimentación a base de bellota, en libertad, durante la fase de montanera, con una duración de al menos 2 meses antes del sacrificio) y curación (al menos 24 meses en el caso del 100% ibérico). Y un público cada vez más conocedor de todos estos detalles, es cada vez más exigente con el jamón ibérico de bellota.

Este mayor conocimiento tanto a nivel nacional como internacional, ha dado lugar a importantes cambios, tanto en etiquetado, como en presentación y formatos.

Los cambios en los hábitos de consumo de los españoles, que han querido incorporar este producto de lujo a su día a día, dejando de ser un producto solo para ocasiones festivas, y la exportación; han dado lugar a que los formatos de venta hayan variado en las últimas décadas.

Del clásico formato de la pata entera, hemos pasado cada vez a incrementar más el consumo de piezas ya loncheadas, a cuchillo o a máquina, previo deshuese de la pieza.

El jamón ibérico en su versión de loncheado, se ha convertido en uno de los principales reclamos de la industria del jamón para su exportación y para su venta al usuario final.

El corte del jamón es prácticamente un arte dentro de nuestra cultura mediterránea y más el corte del jamón de bellota 100% ibérico, alrededor del cual han surgido incluso escuelas de cortadores, concursos etc.

El corte a cuchillo representa la culminación perfecta en el proceso de llevar el jamón de bellota 100% ibérico de la máxima calidad hasta el consumidor final.

 

Compra el jamón cortado a mano envasado al vacío

Un formato versátil para adaptarse a cualquier consumo individual, sin que el producto se reseque o pierda su calidad.

 

Mostrando todos los resultados 2

Nuestros Jamones Ibéricos loncheados

En Juan Pedro Domecq, buscamos la máxima calidad en todas las fases e ingredientes de la producción de nuestro jamón de bellota 100% ibérico: además de seleccionar la mejor materia prima, el cerdo de bellota 100% ibérico mamellado lampiño, que criamos desde que nace; realizamos el proceso de curación del jamón siguiendo técnicas tradicionales y artesanales, dando a cada pieza su tiempo (tenemos un curación media en el jamón de 42 meses) y finalmente, cortamos a cuchillo nuestros jamones para ofrecer el mejor jamón ibérico loncheado.

En Juan Pedro Domecq no cortamos nuestros jamones a máquina para ofrecerlos loncheados, únicamente ofrecemos el loncheado a cuchillo, el corte tradicional, de la máxima calidad.

El corte a mano podemos pensar que da lugar a lonchas más irregulares pero el cuchillo asegura respetar todas las características y propiedades intrínsecas del producto, sin alterarlas. Esto es un factor clave, que el corte en ningún caso pueda modificar el sabor o la textura de la loncha. Por eso, este corte a mano y a cuchillo, lejos de no perjudicar la calidad del producto, le aporta un valor añadido: la forma de corte aporta más jugosidad y aroma al producto final.

Por ello Juan Pedro Domecq ofrece su jamón de bellota 100% ibérico cortado a mano y a cuchillo, envasado al vacío en plástico de la máxima calidad, en cómodos packs de 80 gr. Un formato fácil de presentar y disfrutar, ya que nos permite ahorrarnos las complejidades del corte en casa y consigue llevar a nuestra mesa de forma directa, la pericia y el know-how de cortadores profesionales.

Estos envases son perfectos si no vamos a consumir una cantidad importante de jamón en poco tiempo, o si queremos adaptar el consumo a sólo una o dos personas, evitando que se reseque o pierda la calidad original.

Los sobres de vacío preservan las lonchas y evitan su deterioro con el paso del tiempo, teniendo una fecha de consumo preferente de muchos meses desde su corte si mantenemos las recomendaciones de conservación incluidas en el pack.

Especialistas en Jamon ibérico cortado a cuchillo

Nuestros maestros cortadores conocen las piezas a la perfección, su morfología y sus características, de forma que pueden sacar el máximo partido a cada pieza. Un saber y una práctica que nos llevan a ofrecer lo mejor de este producto. En Juan Pedro Domecq somos especialistas en jamón de bellota 100% ibérico y en su corte, contando con un equipo de cortadores formado por grandes profesionales que llevan años trabajando con nosotros con el objetivo de ofrecer a nuestros clientes el formato más cómodo y la máxima calidad.

Se trata de verdaderosmaestros cortadores, casi “escultores” de la pata ibérica, especialistas en cortar el jamón de principio a fin, extrayendo lonchas de la pata una a una, precisión y sutileza: lonchas perfectas que se convierten en un bocado de excelencia para los paladares más gourmet.

Dedicación y calidad en el cortado a mano

Por todo lo anterior, los packs de jamón de bellota 100% ibérico de Juan Pedro Domecq cortado a mano, confieren un valor añadido al producto, no sólo por la facilidad de consumo, sino por su gran calidad.

 

2