Paleta Ibérica de Bellota

La paleta ibérica de bellota, es un producto a poner en valor. Es a menudo una gran desconocida, y en ocasiones un producto minusvalorado. Estamos hablando de la pata delantera del cerdo ibérico de bellota, que tiene por tanto el mismo carácter 100% ibérico, el mismo origen y el mismo proceso de producción que el producto estrella del cerdo 100% ibérico de bellota, el jamón, que es la pata trasera.En Juan Pedro Domecq cuidamos y mimamos nuestras paletas ibéricas de bellota, como el producto excelente que son, igual que nuestros jamones. En este sentido debemos señalar que la diferencia de precio entre uno y otro producto, que quizá sea lo que primero nos salta a la vista, no es una diferencia de calidad en sí, simplemente refleja el período de curación de uno y otro, que en el caso del jamón se alarga de media un año y medio más que en la paleta. Y en segundo lugar, el diferente rendimiento cárnico de unos y otros, siendo bastante superior el del jamón al tener un porcentaje de carne mayor frente a hueso y grasa, que en el caso de la paleta. La paleta ibérica de bellota es una pieza bastante más pequeña que el jamón, cuyo peso curado oscila entre los 4 y los 5,5 kg. normalmente, frente a los 6 a 8 kg del jamón.

En cuanto al sabor, sería un tema de gustos, partiendo de que la paleta ibérica de bellota será siempre más intensa y potente en su sabor, y el jamón más suave y con más matices.

Mostrando todos los resultados 5

Pero vamos a centrarnos en la paleta ibérica de bellota y en especial, la nuestra, la paleta ibérica de bellota de Juan Pedro Domecq.

¿Qué diferencia nuestra paleta de bellota de otras?

Carácter 100% ibérico

No es solo su carácter 100% ibérico, es la personalidad del cerdo lampiño mamellado base de nuestra ganadería, y que se manifiesta de forma especial en la paleta, consiguiendo un nivel de infiltración de grasa que no se da con otras razas. Esta raza de ibérico, muy poco común, se caracteriza por su morfología, unos cerdos pequeños y de extremidades finas, y por su gran capacidad de infiltración de la grasa, de forma que esa grasa de la bellota que definirá el producto, se introduce en el músculo dando a la carne su sabor característico. Así, esas vetas que buscamos en el jamón como garantía de calidad y que en la paleta son menos comunes, al ser una pieza más pequeña y menos carnosa, las encontramos en la paleta ibérica de bellota de Juan Pedro Domecq, haciendo que destaque frente a las paletas de otras marcas.

Son los tiempos, esenciales en nuestro producto para alcanzar la excelencia:

Es la edad de nuestros cerdos cuando llegan a sacrificio, con casi dos años, un 50% más que lo exigido por la norma.

Es el sistema de crianza en libertad: Ese tiempo lo pasan mayoritariamente en libertad en la dehesa, en grandes extensiones de terreno, casi como animales salvajes, desplazándose de un lado a otro sin parar, lo que incidirá en su posterior musculación, y con una alimentación básicamente natural. Esa libertad, esa alimentación y ese entorno natural prolongado darán lugar después a un producto con un sabor y aroma único. Además, esos cochinos, libres en la dehesa desde que son lechones habrán aprovechado una doble montanera, ya que como marranos tendrá acceso al final de una temporada de montanera el año antes de disfrutar la que será su temporada completa de bellota, casi 4 meses hasta llegar a su fecha de sacrificio.

Este sistema de crianza es totalmente diferenciador, en Juan Pedro Domecq no somos solo elaboradores que compran los cerdos directamente para el sacrificio, somos ganaderos y controlamos la crianza desde el nacimiento de los cerdos en nuestras granjas hasta su salida a montanera, lo que permite este control de calidad único en el mercado.

Es el tiempo de curación, otros dos años más en nuestras bodegas, que permitirán a cada pieza alcanzar su punto de curación óptimo. En total casi cuatro años para sacar este producto al mercado, un período largo y mimado, garantía de calidad máxima. Así, nuestras paletas 100% ibéricas de bellota, en un simil con el mundo del vino, serían siempre un producto “reserva” y es ese tiempo, el que al igual que en el vino, dará lugar a una complejidad y profundidad de aromas muy superior a la de otros productos cuyos tiempos de elaboración son mucho más cortos.

Fórmula 100% Artesanal

Y por último, es su proceso de curación, una fórmula 100% artesanal, que saca lo mejor de su privilegiado entorno en la Sierra de Jabugo y da a cada pieza su tiempo, evitando el secado artificial, hoy en día generalizado en el mercado. Los sistemas artificiales permiten controlar de forma automática y precisa la temperatura y el porcentaje de humedad, a través de maquinaria, lo que da lugar a un producto más homogéneo, pero también más plano, y que además reseca y resta aroma a las patas. Un control de humedad y temperatura basado en la apertura y cierre de ventanas, como el que se hace en Juan Pedro Domecq, jugando con esa especial climatología de esta Sierra de Huelva, tal y como lo hacían nuestros antepasados, de forma puramente artesanal, da lugar a un producto muy especial.

Todo ello resulta en un producto único, con personalidad propia y con gran intensidad de sabor, la paleta ibérica de bellota de Juan Pedro Domecq.

Así que aprovechamos esta oportunidad para presentarte este gran producto, la paleta ibérica de bellota, a menudo un gran desconocido, pero que seguro que te conquistará.

Compra tu Paleta Ibérica de bellota Online

Compra tu paleta ibérica de bellota on-line, en nuestra web www.jamonesjuanpedrodomecq.com y disfruta de nuestra paleta ibérica en tu casa, no te arrepentirás!

5