La característica principal del Jamón Ibérico de Bellota, tradicionalmente conocido como Pata Negra es la capacidad que tienen para infiltrar la grasa que injieren en sus músculos, siendo este un elemento clave para conferir los sabores, texturas y aromas tan característicos del mejor jamón ibérico.

El Cerdo Ibérico se cría en la Dehesa, ecosistema de bosque abierto donde abundan encinas y alcornoques con escasez de la capa arbustiva y con una capa herbácea de rápido crecimiento, común del Sur de Europa. 

Además de los Cerdos Ibéricos coexisten con otras especies tanto salvajes como ciervos, jabalíes, conejos… como con animales de ganaderías bovinas, taurinas…La alimentación del Cerdo Ibérico está basada en lo que la Dehesa les proporciona: hierbas, frutos, bayas y, por supuesto Bellota.

Es la naturaleza de su cría la que le proporciona unas características excepcionales que convierten a este Jamón de Bellota de Juan Pedro Domecq en lo que comúnmente se conoce como Pata Negra!