Herencia familiar

Tradición vinícola y ganadera desde 1730. En su origen la familia Domecq fue una de las principales familias bodegueras del país.
Un legado histórico

Siglos de historias y costumbres

 

En 1730 la familia Domecq llega a España. Un apellido que está íntimamente relacionado con la producción de alimentos y vinos de alta calidad, como el jerez y los brandies. Un saber que ha trascendido de padres a hijos. Siempre acompañado de su segunda pasión, la cría de animales en libertad, como los cerdos 100% ibéricos.

En 1970 Juan Pedro Domecq Solís comenzó la cría del cerdo 100% ibérico en su finca sevillana de Lo Álvaro. En una ambiciosa búsqueda por crear el jamón más exquisito, Juan Pedro confió en diferentes estudios llevados en colaboración con diversas universidades españolas. El resultado lo encontramos en una variedad única: el cerdo100% ibérico lampiño- marmellado.

En el año 2000, con el apoyo de su hijo Juan Pedro Domecq Morenés lanza al mercado un producto de excelente calidad, teniendo a sus espaldas toda la experiencia en la crianza del cerdo 100% ibérico.

En 2019 podemos encontrar nuestros productos desde China, a Méjico, Austarlia, Singapur, Tailandia o el Caribe, pasando por toda la Unión Europea y esperamos seguir ampliando fronteras.

 

De mi familia aprendí que despacio se cría la viña, y el buen vino sólo se hace en la calma despaciosa de la bodega. De igual manera, hay que esperar con calma que el cerdo haya alcanzado la edad adecuada para que el jamón alcance toda su excelencia. Juan Pedro Domecq Solís

Fundador

Nuestra meta es que nuestros clientes se sientan convencidos de haber encontrado un producto único.

Juan Pedro Domecq Morenés

5ª generación de ganaderos y empresarios, Jamones Juan Pedro Domecq

El hierro de Veragua, desde el siglo XVIII

La imagen ligada nuestros productos es la del hierro de Veragua, un escudo coronado, con la V en su interior, que data del año 1790 y es propiedad de la familia desde hace más de 80 años.
Nuestro logo está vinculado a la larga tradición ganadera familiar, iniciada por D. Juan Pedro Domecq Nuñez de Villavicencio, bisabuelo de los actuales propietarios de la empresa.

Nuestro orígenes se remontan a los años 70 con la crianza de cerdos 100% ibéricos por D. Juan Pedro Domecq Solís, que luego vendía los mismos a las empresas jamoneras de Jabugo. No será hasta el año 2000 cuando Domecq Solís, junto a su hijo Juan Pedro Domecq Morenés, deciden lanzar la faceta comercial de la empresa, creándola como una entidad independiente dentro del grupo familiar.

Gastronomía y Cultura

Si quieres estar al día de novedades gastronómicas, mercadillos y de curiosidades sobre el universo del jamón de bellota 100% ibérico, suscríbete a nuestra newsletter.

¡Te has suscrito correctamente!